domingo, 11 de octubre de 2015

Oriol Puig, regidor de la cosa separatista en el barrio de Sant Martí quiere fronteras. Alguien le roba.

Oriol Puig es Conseller de Distrito en el barrio de Sant Martí en el Ajuntamiento de Barcelona y Freelance en xarxes socials, pàgines web i comunicació. Vive en Barcelona

Recientemente se metió en un programa de televisión y por ende entró en nuestras casa explicándonos eso de la independencia y dándonos datos de esos que hacen que el independentismo haya ganado en Cataluña. Por supuesto sus datos son sus datos y él no analiza nada más. 

Mientras estaba en televisión nos pusimos en contacto con él, porque ya que cobra de nuestro bolsillo pues decidimos comunicarnos. Cual fue nuestra sorpresa al intentar cortarnos y luego bloquearnos. 

En 13TV con Carlos Cuesta se dedicó a ponernos mapas en las narices y cuando le preguntamos por privado también nos puso mapas y más mapas. Este tipo debe ganar al mes siendo regidor entre 17 y 30.000 euros al año (que nos lo corrija él) y encima nos bloquea.

VEAMOS LA CONVERSACIÓN QUE NOS ENVIA EL PATAN SIN FRONTERAS Manuel Aguilella:  


  • Manuel Aguilella Salgado


    Oriol Puig: Soy catalán no nacionalista ni separatista Debería darte vergüenza ser socio de la oligarquía capitalista. El separatismo es sinónimo de discriminación y de la lucha de ricos contra pobres,

    Ponte al día y no hables en nombre de los catalanes, por favor

    No me pongas una diana y por respeto no pongas el ejemplo de la negra que subió al autobús en EEUU porque los blancos con dignidad la apoyaron. Los independentistas no apoyarán a la hija de Antonio
  • Oriol Puig
    05/10/2015 1:53
    Oriol Puig


    Yo soy independentista y apoyo a la hija de Antonio y a su familia Y estoy al día, solo 32 pueblos no ha ganado Junts Pel Sí, tengo el mapa también
  • Martes
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 12:34
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 12:34
    Manuel Aguilella Salgado


    Buenos días Oriol en primer lugar gracias por contestar. Sería interesante un debate contigo. Yo soy sindicalista y no nacionalista. Y tampoco soy separatista porque soy solidario. Pero esto es bueno explicarlo en persona. De todas formas yo también tengo mapas
  • Oriol Puig
    06/10/2015 12:50
    Oriol Puig


    Soy independentista y solidario, no son excluyentes. También soy sindicalista i tampoco soy nacionalista. Soy pragmático y ser pragmático significa ser independentista
  • Oriol Puig
    06/10/2015 12:51
  • Oriol Puig
    06/10/2015 12:51
    Oriol Puig


    mapa por pueblos

    el azul gana de calle
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 12:52
    Manuel Aguilella Salgado


    Si pero el azul pierde en número de votos. Eso quiere decir que si fuera un referéndum caso cerrado.

    En cualquier caso de la misma forma que en los del SI hay no independentistas lo mismo sucede en el otro lado.

    También te adelanto dos cosas. Jamás se cambia una situación con la mitad en contra. Esto es de libro.

    Y en segundo lugar. Jamás se lleva a cabo la independencia si es imposible. Y es imposible. Entiendo que no conoces los presupuestos generales del Estado ni los de la Generalidad

    Porque lo que no puede ser no puede ser y además es imposible
  • Oriol Puig
    06/10/2015 12:57
    Oriol Puig


    Mayoría del NO? Madre mía... suma primero de hablar...

    no voy a perder mas el tiempo

    que tengas un buen día
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:00
    Manuel Aguilella Salgado


    Contablemente no es posible

    Me estas diciendo que UNIÓ quiere la independencia?

    Me estas diciendo que la marca de podemos que es un partido nacional pide la independencia?
  • Oriol Puig
    06/10/2015 13:02
    Oriol Puig


    Me estas diciendo que Unió no quiere la independencia?
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:02
    Manuel Aguilella Salgado


    Y en cualquier caso. Crees que izquierda unida es independentista?
  • Oriol Puig
    06/10/2015 13:02
    Oriol Puig


    Me estas diciendo que ICV no lo és?
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:02
    Manuel Aguilella Salgado


    Exacto. No la quiere y eso ha provocado la ruptura
  • Oriol Puig
    06/10/2015 13:02
    Oriol Puig


    mira sus declaraciones, dijeron que no los contaran en ningun de los dos bloques
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:02
    Manuel Aguilella Salgado


    Efectivamente

    Exacto. Que no los cuenten
  • Oriol Puig
    06/10/2015 13:03
    Oriol Puig


    caso resuleto pues
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:03
    Manuel Aguilella Salgado


    Pero no lo son
  • Oriol Puig
    06/10/2015 13:03
    Oriol Puig


    1970.000 vs 1.600.000, caso resuelto
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:03
    Manuel Aguilella Salgado


    No. Mal contado. 1.9 a 2.05 millones. Y falta un dato Oriol: Cuál es la propuesta política de ese grupo del si? ¿Y social?

    Del resto ya lo se (C's, CSQP, CUP, PPC, PSC) Presentaron un programa (electoral) Pero tú que eres, ¿de la derecha de Mas? ¿De la burguesía insolidaria de ERC?
  • Oriol Puig
    06/10/2015 13:10
    Oriol Puig


    paso de perder el tiempo, tengo mucho trabajo.
  • Manuel Aguilella Salgado
    06/10/2015 13:58
    Manuel Aguilella Salgado


    ¿O de los comunistas del cabeza de lista compañero mio en izquierda unida en la que estuve 10 años?

    Si vas a una tertulia como 13tv y te diriges a toda la audiencia no deberías despreciar que los que te hemos escuchado no podamos hablarte. Si vas a televisión y te metes en mi casa acepta la crítica
  • Y ME BLOQUEO. Este regidor tiene poco fuelle. Separatista y amigo de levantar fronteras porque un enemigo desconocido le roba ¿Quién será su enemigo? Os paso la entrevista porque es un personaje público y no hay ningún dato privado que no pueda conocerse.

  • 06/10/2015 12:5

jueves, 4 de junio de 2015

Navàs: Primer municipio del Bages que se declarará "territorio catalán libre"

Declaraciones del Alcalde Patán de Navás  a nuestros reporteros de Patanes sin fronteras: "como El paro sube, en Navàs, un 1.21 % durante DICIEMBRE ( 2014 ) he tenido la necesidad de hacer estas payasadas para desviar la atención. Aprendí de Nerón" dijo el alcalde. Le vamos a invitar a ser Patán de nuestro colectivo. ¡Bravo!

El Ayuntamiento de Navàs será el primer municipio del Bages que se declarará "territorio catalán libre" dice el ALCALDE DE NAVÀS, provincia de Barcelona. 

En la foto el alcalde de Navàs en 2014-2015 con perilla de uniforme. Este es un "majete" que se cree que el pueblo es suyo (que alguien le explique que el feudalismo ya se acabó)


domingo, 7 de diciembre de 2014

Personaje Patán Rafael Ribó: síndico-patán

Ribó es el prototipo atildado de tonto útil al servicio del régimen (categoría acuñada por Willi Münzenberg, el agente más activo del estalinismo entre la intelectualidad europea de los años 30 del pasado siglo)

Cada día es más complicado decidirse por un patán al que dedicar unas líneas. Los patanes aborígenes forman legión y la competencia es cerrada. El virus ATCV-1, presente en las algas verdes, y de efecto atontolinante, ha encontrado por estas latitudes un terreno abonado para su transmisión masiva. Aunque los rivales son numerosos, a Rafael Ribó, el llamado Síndic de Greuges (el síndico de los agravios), le adornan virtudes sin cuento para alzarse con esta honorífica mención que premia una larga trayectoria de obediencia lacayuna al nacionalismo desde su militancia en la izquierda localista, cómplice y amaestrada.

Exquisito en sus maneras, Ribó es el prototipo atildado de tonto útil al servicio del régimen (categoría acuñada por Willi Münzenberg, el agente más activo del estalinismo entre la intelectualidad europea de los años 30 del pasado siglo). Durante muchos años fue la cabeza visible, ligeramente inclinada, sin duda por el peso de sus sesudas cavilaciones, de los llamados ecosocialistas, generoso vivero de patanes de toda condición… como la inolvidable pareja compuesta por Joan Saura, quien limpiaba las caquitas de su gatito mientras protegía a los okupas desde la consejería de Interior del gobierno tripartito,  e Inma Mayol, clienta vip de las boutiques de moda del Paseo de Gracia… las mismas que destrozaban los okupas en sus manis, o Raül (con diéresis) Romeva, nuestro admirado europatán, o el soporífero Joan Herrera, que pasó en unas horas de confesar que no votaría por falta de garantías en ese 9N verbenero, a hacerlo para castigar a Rajoy… y, en passant, besar ancilarmente el trasero de Artur Mas: a sus órdenes, ale-hop

Rafael Ribó, cuando dirigía el partido que hoy llamaríamos del SÍ, pero NO (la opción más tonta de todas, junto al NO, pero Sí, que también tuvo sus votos), ya sabía de las corruptelas de Pujol y su progenie, o eso dijo hace unas semanas nuestro síndico-patán. Parece que esa arcana sabiduría la compartía con otros preclaros ingenios, como Carod Rovira, que así lo ha afirmado en unas recientes declaraciones. Uno y otro callaron en su día y hablan hoy. Curiosamente, desde el espectro ideológico en donde habitan, se dice que la trama del clan Pujol, que al fin se cuela en los titulares de prensa, es un bulo, una torticera maniobra de los malvados mesetarios para torpedear el llamado proceso soberanista. Su argumento es chocante. Cuando, en apariencia, no había ningún proceso que torpedear, y conociendo de esos infames manejos, callaron ambos como putas.


El señor Ribó no acudió entonces a denunciar los hechos y a los agraviados de hoy a los que dice defender, según el pomposo cargo que ocupa, les escamoteó una información política y socialmente relevante. Quizá no se trate de complicidad en sentido estricto, y en sentido penal, pero sí de connivencia moral en la corrupción. El síndico, antes de serlo, agravió a los ciudadanos con su silencio de doméstico. Quizá sea esa afición por la servidumbre la cualidad que le valió el nombramiento. El síndico-patán Ribó, él mismo lo ha insinuado, ha ejercido de voluntarioso palanganero  en el lupanar de la corrupción nacionalista, con la debida discreción que tal oficio demanda. 

sábado, 25 de octubre de 2014

Personaje patán Gerard Piqué: waka-patán

El defensa del Barça, Gerard Piqué, se ha revelado, por sobrados méritos, como waka-patán laureado de la presente temporada de otoño-invierno. Acudió el 11-S a la famosa uve organizada por ANC y Ódium Cultural, porque, según sus palaras, es catalán. En su docta opinión, quien no asistiera al evento de escenografía norcoreana, uno de esos mosaicos gigantescos que hace las delicias del tiranuelo zampabollos de Kim Jong Un, no lo es. Waka-patán-Piqué repitió la cifra facilitada por la Guardia Urbana, a cuyos agentes vacila a causa de las multas de tráfico que imponen a su hermanito: casi dos millones de personas, incluido Milan, su retoño, al que llevó a caballito entre la multitud. Cifra que arroja una densidad nada desdeñable de 10 personas por metro cuadrado, a tenor de la superficie ocupada por los manifestantes.

Sacar a la calle a medio millón de personas para una población de siete millones y medio es algo colosal, pues no hay causa que a día de hoy reúna a tanta gente, lo que da una idea aproximada de la enorme capacidad de abducción de masas y de movilización del separatismo. Que los patanes forman compactas y adocenadas legiones milimétricamente encuadradas, es algo sabido. Pero waka-patán Piqué habría de realizar una prueba empírica con sus compañeros de vestuario: le bastaría pintar con una tiza un metro cuadrado en el suelo y meter a 10 de ellos dentro del perímetro acotado. De ese modo comprobaría si la cifra que da la Guardia Urbana, y que él repite como un loro, se ajusta a la realidad. Suponemos que Piqué sabe contar hasta 10, pues un futbolista aprueba la sencilla aritmética del balompié si sabe hacerlo hasta 11. Y Piqué no habría de tener dificultades para superar el examen, pues waka-rumores muy extendidos insinúan que, cliente asiduo de casinos, es un gran aficionado al póquer, muy capaz de contar los triunfos de las cartas y de ese modo ganar la mano y la timba.  

Para Piqué, átame esa mosca por el rabo, tener a Mas como dirigente es un lujo. Estamos de acuerdo si por lujo entiende cosa sobrante y superflua, pero no creemos que sea el caso. Mientras Piqué engendra a su prole, diciéndole al oído lindas cositas a su bella esposa, acaso en la maldita lengua del opresor, nos enteramos de que el club de sus amores maniobra para jugar la liga francesa si Cataluña proclama la independencia. Se daría el caso paradójico, si fuera el Barça invitado por las autoridades deportivas del país vecino, cosa que estaría por ver, que waka-patán Piqué ocupara plaza de extranjero no comunitario, él y cualquier otro futbolista de la plantilla que tuviera nacionalidad catalana, al quedar el nuevo Estado, y sus nacionales, fuera de los tratados de la Unión Europea. Piqué asistiría a la curiosa escena de ver a su Barça alinear contra el Girondins de Burdeos (o contra el Betis, si permaneciera en la liga española) a 9 jugadores franceses, irlandeses o españoles, y sólo a dos extranjeros, o no comunitarios, que es lo que permite la normativa UEFA. Por ejemplo a Neymar, brasileño, y a Luis Suárez, uruguayo, y él, mira tú qué cosa, chupando banquillo en el mismísimo Camp Nou, precisamente por su novísima condición de jugador foráneo. Sabría entonces lo que es sentirse extranjero en su propia casa.


Última hora: waka-patán Piqué no ha renunciado a jugar con la selección española. El pobre anda un pelín despistado. No es de extrañar habida cuenta de los turbadores caderazos que le dedica su despampanante señora en la intimidad.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Andreu Buenafuente y Ángel Llácer: telepatanes

Los telepatanes Ángel Llácer, botarate de histrionismo desparramado,  y Andreu Buenafuente, forman una dupla temible al servicio del referéndum separatista. Ambos participan en un video promocional de la ANC, o de Ódium (Ómnium) Cultural, que lo mismo da, que da lo mismo, en pro de la consulta de marras, y se complementan a las mil maravillas: patán bueno/ patán malo. Integran esa extensa lista de famosillos, periodistas, cantantes, actores y deportistas catalanes que no tienen el menor empacho en decir una cosa en Madrid y la contraria en Barcelona. Creen que lo que aquí se dice, aquí se queda y no se sabe allí. Estos personajillos sospechan que si un día largaran lo mismo acá que allá, se les caería la pilila a trozos o sufrirían los devastadores efectos de una autocombustión espontánea, fulminante, y por eso tienen a la mano un doble discurso regido por coordenadas geográficas bien delimitadas.

No son pocos los nativos de la farándula que van a Madrid a trabajar en el mundo del cine, o en las teleseries de los canales generalistas, y hacen gala de simpatía, presumen de tener amigos en todas partes, son personas de amplios horizontes y marcan cierta distancia con las obsesiones identitarias dominantes en Cataluña. Es decir, van a ganar dinero a Madrid dejando en casa los ropajes del esencialismo tribal por no parecer paletos o demasiado apegados al terruño. Pero a la que regresan a casa y les ponen una alcachofa delante, se desviven por encajar sin estridencias en el paisaje hegemónico, sin salirse del guión. Y en esas tenemos a estos dos prodigiosos artistas del camuflaje.

Buenafuente dice, muy serio, y, milagro, sin imitar por una vez a Chiquito de la Calzada, que quiere una Cataluña valiente y digna que pueda votar el 9N. Llácer, vehemente y enrabietado, que quiere las urnas el 9N aunque sea para votar no. Aquí Llácer le gana a Buenafuente la partida del patanismo, todo hay que decirlo, y deviene el tonto útil por antonomasia, pero no porque mariposee por el plató berreando como un locuelo desorejado, o lo que sea que hace en los programas casposos y gilipollas en los que interviene, sino porque quienes nos oponemos a la verbena separatista, lo último que haremos el día de autos es ir a votar, ni que sea que no, nulo o en blanco. Pues cada voto emitido legitimaría esa consulta ilegal y disparatada.
Los organizadores de la estafa quieren en el escrutinio entre un 15 y un 20 por ciento de votos negativos para darle marchamo de autenticidad y que de ese modo no parezca una votación a la búlgara con un 99’99% de síes. Por lo tanto, en este supuesto, son más dañinos quienes, a resultas del reparto de papeles en la función, piden el no, pero votando, que aquellos que piden el voto afirmativo, el doble voto afirmativo, claro es, pues son dos, no una, las preguntas elegidas. Algún zote despistado le hará caso a Llácer, morderá el anzuelo y acabará plantándose ante una urna reciclable y subirá la participación una diezmilésima de punto.  


Es el síndrome del AVE, o del puente aéreo: la estulticia de quita y pon. Llácer sigue la senda trazada por Loquillo, que devalúa su alias artístico y troca en Tontillo, eso sí, de dos metros de estatura, pues también quiere ir a votar para decir NO. 

miércoles, 27 de agosto de 2014

Jordi Pujol… en efigie - Personajes patanes



Jordi Pujol es el padre de la patria, de la Cataluña oficial como la entendemos hoy, unos más que otros… unos como partícipes activos y voluntariosos, imbuidos de su discurso y fieles a su magisterio, otros desde una profiláctica distancia, pero inmersos todos en las coordenadas que él diseñó, pues nadie vive aislado del escenario creado donde transcurre la vida diaria, por muchos anticuerpos que haya generado. La Cataluña del desafío separatista, del España nos roba, del tripartito amontillado, del 3 o del 4%, de TV Procés, de las multas a los rótulos en la malvada lengua, aunque oficial, de la inmersión monolingüe en la escuela, de los partidos y sindicatos ahormados bajo la divisa recurrente de la cohesión y construcción nacionales, de la sociedad amaestrada, abducida, acomplejada ante el nacionalismo obligatorio y su tergiversación incesante del lenguaje y de la Historia… es obra de Jordi Pujol i Soley. Esa Cataluña de epsilones, de patanes aborregados sin coraje, lucidez ni cataplines para decir que el virrey va desnudo. Esa Cataluña que confina a muchos de sus hijos al extrañamiento o a la condición de traidores porque no creen que Leonardo Da Vinci fuera de Vic, o que aprender Ciencias Naturales en español vaya a provocar un tsunami social o que al minuto siguiente de proclamarse la independencia el paro obrero se reducirá a la mitad. 

Albert Boadella, el enemigo público número uno, la bestia negra del régimen catalanista, hoy lo sabemos, trazó un retrato lisonjero, amable, de Jordi Pujol en Ubú Rey y Ubú Presidente. Se quedó cortó. La realidad, como tantas veces, supera la ficción alegórica. El original era mucho peor que la caricatura urdida por el dramaturgo. Ya tocaba dedicar un espacio destacado en nuestra galería de patanes ilustres al artífice de todo el tinglado. Pero este comentario no honra al Jordi Pujol de carne y hueso, que un día no muy lejano, acaso en unos años morirá, salvo que burle o estafe a la muerte, extremo que no habría que descartar completamente, habida cuenta de su don natural para el timo y el fingimiento. Sino al broncíneo Jordi Pujol, manos a la espalda, meditabundo, aupado sobre cuatro pilares en Premiá de Dalt.

El bronce de la escultura erigida en su honor no obedece a una analogía con relación a su caradura, sino a la indestructible voluntad de permanencia, a su afán de trascender, de atravesar el devenir, tensado el arco, cual punta de una flecha disparada en aérea trayectoria. Jordi Pujol no abre los brazos como Mas en la cartelería electoral de CiU, à la façon de un Moisés impostado, de opereta, separando las aguas del Mar Rojo para facilitar la huida hacia la libertad del Pueblo Elegido, perseguido por las tropas del faraón, ni como una de esas estatuas colosales de los gerifaltes de la dinastía norcoreana que un día derribarán los bulldozers. Nuestro Jordi Pujol de bronce mira el suelo, tierra firme, sumido en sesudas cavilaciones. Nada ni nadie le distrae. Pero no piensa, como suponíamos, en nuestro futuro colectivo, ni en nuevas triquiñuelas para darnos la brasa a disidentes y discrepantes. Se desvaneció el misterio… en realidad calcula dónde carajo rendirá más intereses la pasta defraudada, si en la banca andorrana o en la suiza.
Esa estatua, erigida por el consistorio de Premiá, debería permanecer en pie por los siglos de los siglos para que su legado no caiga en el olvido, para que la desmemoria no sea el instrumento del parricidio ritual, freudiano. Y para que legiones enteras de patanes aborígenes no nos embromen mañana diciendo que nada tuvieron que ver con él.